Validación interna y externa por parte de los públicos interesados

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

Validación es la acción y efecto de validar (convertir algo en válido, darle fuerza o firmeza). El adjetivo válido, por su parte, hace referencia a aquello que tiene peso propio y que es rígido y subsistente.

Hoy ya no alcanza con que la ley nos permita actuar de determinada manera, sino que es necesario poder contar con la legitimidad que otorgan la validación interna y externa que habilite y brinde a las personas, instituciones y organizaciones una licencia social para operar.

La validación interna está directamente vinculada con la aceptación por parte de los públicos internos de la organización de las políticas que se implementan dentro de la misma. Generalmente, dichas políticas se entienden como “las acciones de gobierno o los programas que una organización pone en práctica en función de un problema o situación determinada, para dar respuesta a diversas demandas de índole interno o externo”. En este sentido, las políticas tienen que ver con el acceso a soluciones de calidad y consisten, precisamente, en reglas y acciones que tienen como fin resolver y dar respuestas a la multiplicidad de necesidades, intereses y preferencias de grupos y personas que integran la organización. De este modo, las soluciones encontradas permitirán que empleados y equipos de trabajo que operan en áreas diferentes y tienen distintas jerarquías, funciones y responsabilidades, coexistan a pesar de sus diferencias y trabajen en forma conjunta en la búsqueda de aquello que es considerado lo mejor para la organización en su conjunto.

La validación externa ésta directamente vinculada con la aceptación y aprobación necesaria por parte de los públicos externos a la organización y por la sociedad.

Un buen ejemplo de la necesidad de poder contar con la validación externa, es lo que pasó en Esquel, en la provincia de Chubut. Meridian Gold, una empresa minera canadiense, anunció en 2002 un proyecto para la extracción de oro a cielo abierto en esa región. Se realizaron diferentes estudios de impacto ambiental que demostraron que la contaminación producida por el cianuro que era necesario utilizar para procesar el mineral, podría llegar a afectar al Parque Nacional los Alerces.

El Movimiento de Vecinos Autoconvocados por el “No a la Mina”, una ONG integrada por diversos sectores de la comunidad de Esquel, logró difundir el tema en medios nacionales e internacionales y organizó un plebiscito mediante el cual, un 80% de la población local expresó su rechazo al proyecto. A pesar de que el gobierno provincial ya había autorizado la explotación de la mina y otorgado los permisos, el proyecto no pudo avanzar por falta de legitimidad y validación externa por parte de la sociedad. En consecuencia, el gobierno tuvo que dar marcha atrás y se vio obligado a prohibir la explotación minera a cielo abierto y la utilización de cianuro en esa provincia. Al respecto, también es importante lograr la validación interna, que es la aprobación, por parte de cada uno de los integrantes de una organización, de todo lo actuado y de los proyectos futuros que se lleven adelante.

Es importante tener en cuenta que tanto la validación interna como externa, sólo se obtendrá y mantendrá en el tiempo si está unida a la autoridad moral, a la honestidad intelectual, y también, como bien señala Alan Watts, a la honestidad afectiva