Pensar fuera de la caja

De Sosteniblepedia
Revisión del 18:59 20 dic 2021 de Aprocupet (discusión | contribs.)
(difs.) ← Revisión anterior | Revisión actual (difs.) | Revisión siguiente → (difs.)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Pensar fuera de la caja (como traducción del inglés thinking outside the box/ out of the box) es una metáfora que significa pensar diferente, de manera no convencional o desde una nueva perspectiva. Esta expresión se refiere al pensamiento novedoso o creativo. Se cree que la expresión se deriva de consultores de administración de las décadas de 1970 y 1980 que retaron a sus clientes a resolver el juego de los "nueve puntos", cuya solución requería de pensamiento lateral.

El latiguillo —frase de constante repetición— o cliché se ha usado ampliamente en el ámbito de los negocios, especialmente por consultores de gestión y coaches (entrenadores) ejecutivos, y además ha sido mencionado en un gran número de anuncios. Pensar fuera de la caja es mirar más lejos y tratar de no pensar cosas obvias, tratando de pensar más allá.

Analogía

Una definición simplificada de paradigma es un hábito de razonar o un marco de trabajo conceptual. Una analogía simplificada es "la caja" en la frase usada comúnmente: "thinking outside the box". Lo que se comprende en las palabras "dentro de la caja" es análogo a los supuestos (suposiciones) actuales, casi siempre inadvertidas, acerca de una situación. El pensamiento creativo reconoce y rechaza el paradigma aceptado, y genera nuevas ideas.

El juego o rompecabezas de "los nueve puntos"  

Los orígenes de la frase "pensar fuera de la caja " son inciertos; pero se popularizó en parte por el rompecabezas de los "nueve puntos", que John Adair dice haber introducido en 1969. El consultor de gestión Mike Vance afirmó que el uso del rompecabezas de los nueve puntos en los círculos de consultoría deriva de la cultura corporativa de Walt Disney Company, en donde se utilizaba este rompecabezas.

El rompecabezas propuso un reto intelectual: conectar los puntos dibujando 4 líneas rectas y continuas que pasaran por cada uno de los 9 puntos y nunca levantar el lápiz del papel. El acertijo se resuelve fácilmente, pero solo al dibujar las líneas fuera de los confines del área definida por los mismos nueve puntos. La frase "pensar fuera de la caja" es un replanteamiento de la estrategia de solución. El rompecabezas solo parece difícil porque las personas comúnmente imaginan un límite alrededor del borde del arreglo de puntos.​ La esencia o quid del asunto es la barrera no especificada que las personas suelen percibir.

Una de las muchas soluciones del rompecabezas al principio de este artículo es ir más allá de los límites para unir todos los puntos con 4 líneas rectas.

Irónicamente, decirles a las personas que "piensen fuera de la caja" no las ayuda a pensar fuera de la caja, por lo menos no con el problema de los 9 puntos. Esto debido a la distinción entre conocimiento procedimental (conocimiento tácito o implícito) y el conocimiento declarativo (conocimiento de los libros).

Por ejemplo, una señal no verbal como dibujar un cuadrado fuera de los 9 puntos no permite a las personas resolver el problema de los nueve puntos mejor que el promedio. Sin embargo, un tipo muy particular de verbalización sí permitió que resolvieran el problema mejor que el promedio. Esto es hablar en un estilo de libre asociación sin prejuicios. Estas fueron las instrucciones en un estudio que mostró facilidad para resolver el problema de los nueve puntos:

  • Decir lo que sea que este en su mente. No reprima corazonadas, suposiciones, ideas salvajes, imágenes, planes o metas.
  • Hable tan continuamente como le sea posible. Trate de decir algo al menos una vez cada cinco segundos.
  • Hable en voz alta y clara. Preste atención a la reducción del volumen de su voz mientras más participa.
  • No se preocupe de las oraciones completas o de elocuencia.
  • No explique de más ni justifique.
  • No analice más de lo normal.
  • No se centre en eventos pasados.
  • Introdúzcase en el patrón de decir lo que esta pensando en este momento y no en pensar por mucho tiempo y después describir sus pensamientos.
  • Aunque quien supervisa el experimento esté presente, no está hablando con usted.

El problema de los nueve puntos es uno bien definido, tiene un objetivo claramente planteado y toda la información necesaria para resolverlo (conectar todos los puntos usando cuatro líneas rectas). Además, los problemas bien definidos tienen un final claro (sabes cuándo se ha llegado a la solución). A pesar de que la solución está fuera de la caja y no es fácil verla al principio, una vez que se ha encontrado parece obvia.

En cambio, las características de los problemas no definidos son:

  • No está claro realmente cuál es la pregunta.
  • No está claro cómo llegar a la solución.
  • No hay una idea de cuál es la solución.

Un ejemplo de un problema no definido es: "¿Cuál es la esencia de la felicidad?", y las destrezas requeridas para resolver este tipo de problema son: la habilidad de razonar y generar inferencias, metacognición, monitoreo epistémico.

Para más información

·        Seis sombreros para pensar