Organización de la comunidad

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La organización hace posible las actividades complejas en las que los miembros de una sociedad, también compleja, participan.

El término sociedad civil como concepto de la ciencia social, designa a la diversidad de personas que, con categoría de ciudadanos y generalmente de manera colectiva, actúan para tomar decisiones en el ámbito público. Se considera parte de la sociedad civil a todo individuo que se halla fuera de las estructuras gubernamentales.

La sociedad civil se concibe como el espacio de vida social organizada, que es voluntariamente autogenerada, independiente, autónoma del Estado y limitada por un orden legal o juego de reglas compartidas.

La sociedad organizada cumple con otro propósito más: proponer políticas públicas que den respuesta a problemas que es urgente priorizar para asignarles presupuestos, y que estos sean invertidos de manera eficiente para que tengan los impactos sociales que se espera de ellos.

La organización comunitaria refiere a un proceso mediante el cual una comunidad identifica necesidades u objetivos, toma medidas y, a través de este proceso, desarrolla actitudes y prácticas cooperativas y colaborativas dentro de una comunidad. Se centra en el cambio a largo y corto plazo a través de la acción directa y la organización de comunidad (es decir, la creación de sistemas alternativos fuera de las estructuras de poder establecidas). Esto a menudo incluye redes inclusivas, organización interpersonal, escucha, reflexividad, comunicación no violenta, cooperación, ayuda mutua y atención social, educación popular y democracia directa.

Dentro de las organizaciones, existen variaciones en términos de tamaño y estructura. Algunas están incorporadas formalmente, con estatutos y juntas directivas (también conocidas como comité), mientras que otras son mucho más pequeñas, más informales y de base. La evolución reciente de la organización comunitaria, especialmente en los países de bajos ingresos, ha reforzado la opinión de que estas organizaciones "de abajo hacia arriba" y de base, son más eficaces para abordar las necesidades locales que las organizaciones benéficas más grandes y burocráticas, así como para lograr objetivos a corto plazo. La organización comunitaria contemporánea, conocida como "La nueva organización comunitaria", incluye perspectivas y métodos de organización glocalizados.

La multiplicidad de instituciones, grupos y actividades no define necesariamente la organización comunitaria. Sin embargo, factores como la interacción, integración y coordinación de grupos, activos y actividades existentes, así como las relaciones, la evolución de nuevas estructuras y comunidades, son características únicas de la organización comunitaria.

Se sabe que la organización comunitaria conduce a una mayor comprensión del contexto comunitario y se caracteriza por la construcción, planificación, acción social y movilización de la comunidad, la promoción del cambio comunitario y, en última instancia, la influencia dentro de sistemas sociales más amplios. Las organizaciones comunitarias generalmente son sin fines de lucro y los fondos a menudo se destinan directamente a apoyar las actividades de la organización.

La organización comunitaria incluye trabajo, proyectos, desarrollo y empoderamiento comunitarios, construcción y movilización comunitarias. Es un modelo de uso común para organizar la comunidad dentro de proyectos comunitarios, vecindarios, organizaciones, asociaciones voluntarias, localidades y redes sociales, que pueden operar como formas de movilización en torno a la geografía, el espacio, la experiencia, el interés, la necesidad y / o preocupación compartidos.

Definiciones

Las Naciones Unidas en 1955 consideraron la organización comunitaria como un complemento del desarrollo comunitario. Naciones Unidas asumió que el desarrollo comunitario es operativo en comunidades subdesarrolladas y la organización comunitaria es operativa en áreas donde los niveles de vida son relativamente altos y los servicios sociales relativamente bien desarrollados, pero donde se reconoce como deseable un mayor grado de integración e iniciativa comunitaria.

En 1955 Murray G. Ross definió la organización comunitaria como un proceso mediante el cual la comunidad identifica sus necesidades u objetivos, ordena (o clasifica) estas necesidades u objetivos, desarrolla la confianza y la voluntad de trabajar en estas necesidades u objetivos, encuentra los recursos (internos y/o externos) para hacer frente a estas necesidades u objetivos, toma medidas con respecto a ellos y, al hacerlo, extiende y desarrolla actitudes y prácticas cooperativas y colaborativas dentro de la comunidad.

En 1921 Eduard C. Lindeman definió la organización comunitaria como "aquella fase de la organización social que constituye un esfuerzo consciente por parte de una comunidad para controlar democráticamente sus asuntos y asegurar los más altos servicios de sus especialistas, organizaciones, agencias e instituciones por medio de interrelaciones reconocidas".

En 1925 Walter W. Pettit aseguro que "la organización comunitaria quizás se define mejor como ayudar a un grupo de personas a reconocer sus necesidades comunes y ayudarlas a satisfacer estas necesidades".

En 1947 Wayne McMillen la definió como "en su sentido genérico, un esfuerzo deliberadamente dirigido para ayudar a los grupos a lograr la unidad de propósito y acción. Se practica, aunque a menudo sin reconocer su carácter, en todos aquellos casos donde el objetivo sea lograr o mantener una puesta en común de los talentos y recursos de dos o más grupos en beneficio de objetivos generales o específicos".

En 1954, CF McNeil afirmo que "la organización comunitaria para el bienestar social es el proceso mediante el cual las personas de la comunidad, como ciudadanos individuales o como representantes de grupos, se unen para determinar las necesidades de bienestar social, planificar formas de satisfacerlas y movilizar los recursos necesarios".

En 1975, Kramer y Specht declararon: "la organización comunitaria se refiere a varios métodos de intervención mediante los cuales un agente de cambio profesional ayuda a un sistema de acción comunitaria compuesto por individuos, grupos u organizaciones a participar en una acción colectiva planificada para tratar problemas especiales dentro de la democracia".

La organización comunitaria y el desarrollo comunitario están interrelacionados y ambos tienen sus raíces en el trabajo social comunitario. Según las Naciones Unidas, el desarrollo comunitario se ocupa del desarrollo total de un país en desarrollo que tiene aspectos económicos, físicos y sociales. Para lograr el desarrollo total se utiliza la organización comunitaria. En el desarrollo comunitario se consideran importantes aspectos como procedimientos democráticos, cooperación voluntaria, autoayuda, desarrollo de liderazgo, aspectos de conciencia y sensibilización. Los mismos aspectos también son considerados importantes por la organización comunitaria.

Categorías

Por lo general, las organizaciones comunitarias se clasifican en las siguientes categorías: servicio y acción comunitarios, salud, educación, crecimiento y mejora personal, bienestar social y autoayuda para los desfavorecidos.

Las organizaciones comunitarias (CBO) que operan dentro de una localidad dada, aseguran a la comunidad una provisión sostenible de servicios comunitarios y acciones en salud, educación, crecimiento y mejora personal, bienestar social y autoayuda para los desfavorecidos. Su sostenibilidad se vuelve más saludable y posible porque la comunidad está directamente involucrada en la acción u operación donde y cuando se genera apoyo o contribución monetaria y no monetaria. En Canadá y en otros lugares, los clubes deportivos de aficionados, los grupos escolares, de la iglesia, de jóvenes y de apoyo comunitario son todos ejemplos típicos de organizaciones comunitarias.

En los países en desarrollo (como los de África subsahariana), las organizaciones comunitarias a menudo se centran en el fortalecimiento de la comunidad, incluida la concienciación sobre el VIH / SIDA, los derechos humanos (como Karen Human Rights Group ), las clínicas de salud, el apoyo a los niños huérfanos, el suministro de agua y saneamiento.

Modelos

En 1979, Jack Rothman formuló tres modelos básicos de organización comunitaria:

Desarrollo de la localidad: método de trabajo con organizaciones comunitarias. Utilizado inicialmente por el Movimiento de Casas de Asentamiento, el enfoque principal era la construcción y el empoderamiento de la comunidad. El desarrollo del liderazgo, la ayuda mutua y la educación popular se consideraron componentes esenciales de este proceso participativo. El desarrollo de la localidad tiene como objetivo satisfacer las necesidades de las poblaciones objetivo en un área definida (por ejemplo, barrio, bloque de viviendas, viviendas de vecindad, escuela, etc.).

Planificación social: método de trabajo con poblaciones grandes. El enfoque es evaluar las necesidades de bienestar y los servicios existentes en el área, y planificar un posible anteproyecto para una entrega más eficiente de los servicios a los problemas sociales. Es un modelo que responde a las necesidades y actitudes de la comunidad. Por ejemplo, vivienda, seguro médico, educación asequible, etc.

Acción social: es una estrategia utilizada por grupos o subcomunidades o incluso organizaciones nacionales que sienten que tienen el poder y los recursos adecuados para satisfacer sus necesidades. Se enfrentan, por lo tanto, a la estructura de poder utilizando el conflicto como método para resolver sus problemas relacionados con las desigualdades y las privaciones. Por ejemplo, un cambio de sistemas estructurales en las políticas sociales que trae disparidades entre personas de diferente condición socioeconómica en derechos sociales como políticas educativas, políticas de empleo, etc.

A fines de la década de 1990, Rothman revisó las tres tipologías de organización comunitaria de desarrollo local, planificación social y acción social, y reflexionó que eran demasiado rígidas ya que "los procesos comunitarios se habían vuelto más complejos y variados, y los problemas debían abordarse de manera diferente, más sutilmente y con mayor penetrabilidad". Esto llevó a una visión más amplia de los modelos como más expansivos, matizados, situacionales e interconectados. Según Rothman, el replanteamiento de las tipologías como superpuestas e integradas aseguró que "los practicantes de cualquier tipo tengan un rango mayor para seleccionar, luego mezclar y escalonar, los componentes de la intervención".

Principios

Los principios son expresiones de juicios de valor. Son las reglas de guía generalizadas para una buena práctica. Arthur Dunham en 1958 formuló una declaración de 28 principios de organización comunitaria y los agrupó en siete títulos:

• Democracia y bienestar social;

• Raíces comunitarias para programas comunitarios;

• Comprensión, apoyo y participación ciudadana y servicio profesional;

• Cooperación;

• Programas de bienestar social;

• Adecuación, distribución y organización de los servicios de bienestar social; y

• Prevención.

La participación comunitaria

La participación comunitaria es "un proceso relacional dinámico que facilita la comunicación, la interacción, la participación y el intercambio dentro de una comunidad para una variedad de resultados sociales y organizacionales". Como concepto, el compromiso presenta atributos de conexión, interacción, participación e involucramiento, diseñados para lograr u obtener un resultado a nivel individual, organizacional o social.

La investigación actual reconoce la naturaleza social del compromiso. Por lo tanto, la participación comunitaria ofrece un enfoque ético, reflexivo y socialmente receptivo para las relaciones dentro de la comunidad con prácticas de participación que tienen como objetivo comprender y responder a las necesidades, puntos de vista y expectativas de la sociedad en su conjunto.

La participación comunitaria es una orientación centrada en la comunidad basada en el diálogo. Permite una comprensión más contextualizada de las percepciones de los miembros de la comunidad sobre los temas y contextos, y facilita relaciones más sólidas entre los mismos. El resultado del compromiso de la comunidad es, en última instancia, capital social y redes de relaciones más sólidas. Si bien la organización comunitaria implica el proceso de construcción de un movimiento de base que involucra a las comunidades, la participación comunitaria se ocupa principalmente de la práctica de llevar a las comunidades hacia el cambio.

Conceptos clave

La participación de la comunidad puede implicar el uso de conceptos clave, particulares y relevantes para el sector de beneficios comunitarios, tales como:

• Planificación de impacto comunitario

• Gobernanza impulsada por la comunidad

Desarrollo de recursos basado en activos

• Planificación de impacto comunitario basada en la visión

• Planificación del bienestar organizacional

• Construcción de programas sobre recursos compartidos

• Investigación comunitaria

• Desarrollo de programas basados en la comunidad

Impacto de la globalización

La globalización está cambiando fundamentalmente el panorama del trabajo, las organizaciones y la comunidad. Muchos de los desafíos generados por la globalización involucran la desinversión de las comunidades y vecindarios locales, y un panorama laboral cambiante. Junto con la transición a la pos-industrialización, están creciendo tanto los desafíos como las oportunidades para las organizaciones comunitarias de base.

Académicos como Grace Lee Boggs y Gar Alperovitz se destacan por su comprensión visionaria de la organización comunitaria en este contexto cambiante. En el centro de estos entendimientos está el reconocimiento de que las "comunidades" existen en el contexto de influencias locales, nacionales y globales. Estos y otros académicos enfatizan la necesidad de crear nuevos sistemas sociales, económicos y políticos a través de la organización comunitaria, como una forma de reconstruir la riqueza local. Los conceptos relacionados incluyen organización visionaria, proyectos comunitarios, empresas autogestionadas, instituciones ancla y educación basada en el lugar.

En la era de la globalización, las organizaciones comunitarias más pequeñas generalmente dependen de las donaciones (monetarias y en especie) de los miembros de la comunidad local y del patrocinio del gobierno local y las empresas.

Más información

La vacuna para la pandemia social es la organización, Avina in Context.