Negocios sociales

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La economía es un medio que nos permite alcanzar los objetivos que nos proponemos, pero que no debe ser entendida como una trampa mortal tendida por una potencia divina para castigarnos. Es una herramienta inventada por el hombre, que tenemos que seguir reformulando hasta alcanzar un máximo de felicidad colectiva.

Los negocios sociales son creados con el único objetivo de resolver los problemas de la gente, sin ganancia personal para los inversores más allá de la recuperación de la inversión original. Una vez recuperada la inversión original, todas las ganancias subsiguientes se reinvierten en el negocio.

Los gobiernos encontrarán numerosas oportunidades de alentar, priorizar y dar espacio para que los negocios sociales asuman la gran responsabilidad del rediseño. Al mismo tiempo, no deben esperar que los negocios sociales florezcan en todas partes y en el momento y escala en que se los necesita. Por lo tanto, deben lanzar sus propios programas de bienestar social tradicionales, brindando cobertura de salud, reactivando todos los servicios esenciales y apoyando todos los tipos de negocios allí donde los negocios sociales tarden en aparecer.

Para acelerar la apertura de negocios sociales, los gobiernos pueden crear Fondos de Capitales de Riesgo para Negocios Sociales, y alentar al sector privado, a las fundaciones e instituciones financieras a crear este tipo de fondos. También, alentar a las empresas a reconvertirse ellas mismas en negocios sociales o a asociarse con negocios sociales.

Bajo ese programa de reconstrucción, los gobiernos pueden financiar la compra de empresas por parte de los negocios sociales o asociarse con empresas en dificultades para reconvertirlas en negocios de este tipo.

Los bancos centrales pueden, a su vez, autorizar a estos negocios a recibir financiamiento de las instituciones financieras para invertir en el mercado accionario. Durante ese proceso de reconstrucción las oportunidades se multiplicarán, y los gobiernos deben asegurar que los negocios sociales tengan la mayor participación posible en el proceso.

Emprendedores

Pero ¿quiénes invierten en negocios sociales? ¿Dónde encontrarlos?

Están en todas partes. Pero no los vemos porque los textos de economía que manejamos no reconocen su existencia. Recién en los últimos tiempos las carreras de economía incluyen algunos temas de negocios sociales, emprendedurismo social, inversiones de impacto, organizaciones sin fines de lucro, así como tópicos laterales que surgieron por la admiración global que despierta el Banco Grameen y los microcréditos.

Mientras la economía siga siendo una ciencia para maximizar las ganancias, no podemos confiar del todo en ella para un programa de reconstrucción basado en la conciencia social y ambiental. La estrategia debería apuntar a que la proporción de los negocios sociales en la economía se vaya incrementando a la par del crecimiento económico. Esto será visible también por el crecimiento de emprendedores que encaren ambos tipos de negocios: los tradicionales y los sociales. Esa será la primera señal de una economía con conciencia social y ambiental.

Tan pronto las políticas de gobierno empiecen a reconocerlos, los inversores y emprendedores de negocios sociales abrazarán con entusiasmo el importante rol social que la oportunidad histórica les reclama. Estos emprendedores no son miembros de una pequeña comunidad de benefactores, sino parte vital de un ecosistema global que incluye a empresas multinacionales, fondos de negocios sociales, muchos CEO talentosos, organismos corporativos, fundaciones y fideicomisos.

Cuando el concepto y las experiencias de los negocios sociales empiece a concitar la atención de los gobiernos, muchos generadores de ganancias personales estarán contentos de poder utilizar una parte inexplorada de sus talentos para convertirse también en exitosos emprendedores de negocios sociales y cumplir un rol social valioso en tiempos de crisis sociales, económicas y medioambientales generadas por el cambio climático, el desempleo y la concentración de la riqueza, entre otros factores.

Pequeñas iniciativas

La potencia de esas iniciativas no depende de su magnitud, sino de su cantidad. La multiplicación de pequeñas iniciativas tendrá un impacto significativo a nivel nacional.

Otro problema que los emprendedores de negocios sociales pueden resolver es el desempleo generado por el colapso de la economía. Pueden crear negocios que generen empleo para los desocupados o transformar a los desempleados en emprendedores, demostrando de ese modo que los humanos nacemos emprendedores, no desempleados. Los negocios sociales también pueden abocarse a la creación de un sólido sistema de salud que se complemente con el sistema público estatal.

En medio de la desesperación y la situación de emergencia que dejará la pandemia por el Covid19, un llamado del gobierno que dé en el blanco podría desatar un auge de actividades hasta hoy desconocidas. Será una prueba de fuego para los liderazgos, que deberán demostrar que pueden inspirar un renacimiento del mundo generado por mujeres y hombres jóvenes, adultos y mayores.

Si no logramos encarar un programa pospandemia con conciencia social y ambiental, nos encaminaremos a una catástrofe mil veces peor que la que trajo el Coronavirus. Del virus al menos podemos protegernos dentro de nuestras casas, pero si fracasamos a la hora de resolver otros graves problemas globales que se están profundizando, no habrá lugar donde esconderse de la furia de la Madre Naturaleza, ni de la furia de las masas que se desatará alrededor del mundo.

Para más información:

Yunus Social Business

La empresa social de Muhammad Yunus, un nuevo paradigma para erradicar la pobreza.