Fundación Pro Tigre

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

FUNDACIÓN PRO TIGRE

http://www.protigre.org.ar/
La fundación Pro-Tigre y Cuenca del Plata comenzó en el año 1983 su actividad como asociación vecinal por iniciativa de una vecina de Tigre, actual fundadora, que se reunió con un grupo de quince mujeres de la zona en la casa de la Familia Henderson. Lo que motivó a los vecinos a reunirse fue el alto grado de contaminación de los ríos que rodean la zona, como así también el peligro por la pérdida de identidad cultural y edilicia.
La Fundación Pro-Tigre y Cuenca del Plata es una organización no gubernamental (ONG) con personería jurídica, reconocida por el Ministerio de Justicia de la Nación, apartidaria y sin fines de lucro; directa continuadora de la Asociación Vecinal Pro-Tigre, fundada en 1983 por un conjunto de vecinos del Partido de Tigre, por iniciativa de su actual presidente, Carlota Sánchez Aizcorbe.
De esta forma la fundación se hace depositaria de las quejas de los vecinos, damnificados por problemas ambientales que atentan contra su salud. La fundación cubre de este modo, un vacío abierto en la sociedad por la falta de cumplimiento de la legislación vigente en materia ambiental.
Merced a la actividad desplegada desde su fundación en 1983, y por medio de convenios, programas, foros y congresos, la Fundación Pro-Tigre y Cuenca del Plata, extiende su intervención a los ámbitos nacionales e internacionales
Tanto la Conferencia Mundial Sobre Desarrollo y Medio Ambiente (ECO 92) como los Foros y Encuentros Internacionales, convocados por la Naciones Unidas, para debatir y hacer frente a la “cuestión ambiental”, han coincidido en señalar algunas conclusiones básicas y en ellas, basa su accionar la Fundación Pro-Tigre y Cuenca del Plata.
La gravedad de la amenaza para la vida humana actual y de las generaciones futuras, derivadas de la irracional utilización de los recursos no renovables y de la contaminación del medio ambiente, y el objetivo de hacer posible un desarrollo sustentable, requiere de decisiones políticas, económicas y sociales por parte del Estado y los poderes públicos.
La voluntad política para la toma de decisiones, se construye y se construirá a partir de que la sociedad, se interiorice más firmemente de la problemática ambiental, y reclame en consecuencia. El éxito dependerá, en gran medida del grado de articulación y permanencia en que se dé este proceso de concienciación y participación ciudadana.
En función de ello, el rol de la sociedad en su conjunto es fundamental, y un protagonismo principal les cabe a las organizaciones locales y de base.
Las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) cumplen en este esquema un papel claro y trascendente, como genuinos organismos de intermediación entre la sociedad y el estado, su desafío radica en educar y concienciar a la comunidad, para que esta exija a los gobiernos la toma de decisiones estructurales.