Fundación Crear Vale la Pena

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

CREAR VALE LA PENA
La Fundación Crear Vale la Pena es una organización no gubernamental que, desde 1993, desarrolla en Argentina un programa de inclusión que integra la educación, el arte y la organización social como medios para la promoción y el desarrollo comunitario e individual.

Hace más de diez años, un grupo de jóvenes que se reunía en una pared de La Cava –una villa de emergencia de la provincia de Buenos Aires–, para escuchar los problemas de otros adolescentes que se drogaban o habían cometido algún delito, se contactaron con Juan Peña, filósofo y marido de Inés Sanguinetti, quien estaba realizando una investigación sobre los barrios carenciados. “¿Por qué no le proponés a tu mujer que es bailarina y coreógrafa, que nos ayude a montar un espectáculo?”, le pidieron. “Todo el proceso coincidió con que yo comencé a ver a la danza contemporánea como una cuestión muy elitista”, dice la bailarina cuando se le pregunta porqué dejó de pertenecer a la prestigiosa compañía Nucleodanza y qué la decidió a entroncar su arte con la cuestión social. Comenzó así a participar “de costado” en las actividades de su marido, y “enseguida empezamos a ensayar muchas horas hasta que el espectáculo salió”.
Desde entonces han pasado doce años, e Inés Sanguinetti –que es además socióloga– junto a Juan Peña, lograron trabajar en forma sistemática en proyectos artísticos con personas de contextos de pobreza para darles una oportunidad. Esta actividad se cristalizó en la Fundación Crear Vale la Pena, una organización no gubernamental que, desde 1993, desarrolla en Argentina un programa de inclusión que integra la educación, el arte y la organización social como medios para la promoción y el desarrollo comunitario e individual. Sus usuarios son 800 niños y jóvenes (más unos 400 en lista de espera), que tienen entre 7 y 30 años y viven en zonas urbanas de escasos recursos y que asisten a los centros culturales comunitarios creados en La Cava, en el Bajo Boulogne y en San Roque, de San Fernando, en el Barrio Binca y Santa Ana. Hay además 2500 usuarios indirectos (familiares de los usuarios directos y participantes de los eventos artísticos), un staff de 40 docentes a quienes se les paga un sueldo y cerca de 80 voluntarios. El programa está organizado en unos 90 talleres de danza, hip hop, teatro, música, plástica y canto adonde los niños y jóvenes concurren semanalmente para tomar clases gratuitas.
Crear Vale la Pena sostiene que el arte es una necesidad tan vital como aprender, comer y trabajar porque es una fuerza transformadora ligada a la construcción de identidad y sentido social. A través de la organización y de diferentes manifestaciones artísticas, la Fundación busca revertir el círculo vicioso de la pobreza y de la exclusión social. "El objetivo es dar oportunidades de producción cultural a los que no las tienen e integrar a los que la sociedad expulsa", afirma su directora, quien además agrega: “En un espacio de creación conjunta, se generan situaciones de igualdad, de equidad, donde la violencia se anula rápidamente”
En los centros comunitarios los chicos y adultos jóvenes toman clases, se capacitan y se convierten, a su vez, en docentes o en técnicos de escena. La formación es una de las garantías de continuidad, multiplicación y consolidación de este emprendimiento, del que participan antropólogos, docentes y artistas. “De este modo se logra que muchas personas encuentren una salida laboral y se afirmen como trabajadores sociales dentro de la institución y dentro de sus propias comunidades”, dice Inés. En algunas de las obras de la Fundación que fueron exhibidas en Buenos Aires y el exterior (Alemania, por ejemplo), varios alumnos participaron como jefes de escenario, integraron el equipo de sonidistas o de iluminación, o estuvieron en la boletería.