Diferencia entre revisiones de «Economía colaborativa»

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
 
Línea 1: Línea 1:
La economía colaborativa es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales. Se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de las tecnologías de la información y la comunicación y las nuevas maneras de medir la reputación de las personas.
+
La economía colaborativa es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales. Se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de las tecnologías de la información y la comunicación, y las nuevas maneras de medir la reputación de las personas.
  
El movimiento del consumo colaborativo supone un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo ''peer-to-peer'' (red-entre-pares o red-entre-iguales).
+
El término fue acuñado por primera vez por Ray Algar en 2007, mientras que el concepto de consumo colaborativo comenzó a popularizarse en 2010 con la publicación del libro "''[https://www.amazon.com/Whats-Mine-Yours-Collaborative-Consumption/dp/0061963542 What's Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption]''", de [https://rachelbotsman.com/ Rachel Botsman], co-autora del libro, el que expuso cómo el acceso a bienes y servicios puede ser de relevancia prioritaria sin ser necesaria la propiedad de los mismos.
En los servicios de consumo colaborativo las barreras de desconfianza se ven minimizadas gracias al uso de perfiles de usuarios con valoraciones y referencias añadidas por otros usuarios, lo que da origen a nuevas maneras de relacionarse, intercambiar, y monetizar habilidades y/o bienes económicos, lo que era impensable hace unos años.
+
  
El término fue acuñado por primera vez por Ray Algar en el artículo del mismo título publicado en el boletín Leisure Report de abril de 2007.2
+
De acuerdo con la revista Time, el consumo colaborativo es una de las diez grandes ideas que cambiarán el mundo. El columnista del New York Times, [https://es.wikipedia.org/wiki/Thomas_Friedman Thomas Friedman], considera que la economía colaborativa “crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad”.  
El concepto de consumo colaborativo comenzó a popularizarse en 2010 con la publicación del libro "''[http://www.amazon.com/Whats-Mine-Yours-Collaborative-Consumption/dp/0061963542 What's Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption]''" [http://rachelbotsman.com/ Rachel Botsman], co-autora del libro, el que expuso cómo el acceso a bienes y servicios puede ser de relevancia prioritaria sin ser necesaria la propiedad de los mismos.  
+
  
De acuerdo con la revista Time, el consumo colaborativo es una de las diez grandes ideas que cambiarán el mundo.6 El columnista del New York Times, Thomas Friedman, considera que la economía colaborativa «crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad».
+
'''Características de la economía colaborativa'''
Por su parte el MIT ha calculado el potencial del consumo colaborativo en 110.000 millones de dólares, cuando hoy ronda los 26.000 millones, generando unos beneficios de unos 3.500 millones según la revista Forbes.
+
  
En enero de 2014 la Unión Europea redactó un dictamen para regular el consumo colaborativo, que valoraba de la siguiente forma: «El consumo colaborativo representa la complementación ventajosa desde el punto de vista innovador, económico y ecológico de la economía de la producción por la economía del consumo. Además supone una solución a la crisis económica y financiera en la medida que posibilita el intercambio en caso de necesidad».
+
• '''Compartir antes del desuso''': La economía colaborativa se centra en compartir cosas que de otra forma no serían utilizadas, como por ejemplo, un libro que ya no se use o una cama que esté desocupada. También incentiva a consumir de manera compartida algún servicio, como lo es un coche que vaya al mismo destino.
 +
 
 +
• '''El dinero puede estar de por medio o no''': Existen páginas web donde puedes alquilar habitaciones en una casa. Pero también, otras donde puedes alquilarlas por un servicio o incluso donde lo que prima es simplemente el intercambio cultural.
 +
 
 +
• '''En la mayoría de los casos, el intermediario es una página web o aplicación'''. El usuario se pone directamente en contacto con la persona que puede ofrecer ese servicio (peer to peer). La aplicación o web actúa como nexo de unión.
 +
 
 +
• '''No existen roles fijos'''. Dentro de la económica colaborativa una misma persona puede actuar como cliente y proveedor al mismo tiempo.
 +
 
 +
• '''Sistema de referencias''': El contacto entre personas es fundamental en esta clase de economía. Al no tratar con empresas, la forma más adecuada de generar confianza es mediante un sistema de valoraciones. La comunidad, a través de la experiencia de sus usuarios, será la que avale a los individuos.
 +
 
 +
'''¿Cómo funciona la economía colaborativa?'''
 +
 
 +
Entonces ''¿cómo funciona la economía colaborativa en realidad?''
 +
 
 +
La economía colaborativa ha ganado gran importancia en la era digital, debido al uso intensivo de las TICs. Esto se debe a la necesidad, y facilidad que otorgan los nuevos medios digitales, de eliminar los intermediarios entre servicio y persona. La misma ha supuesto un rápido crecimiento de nuevos modelos de negocio, que han llegado a cambiar los hábitos de consumo a nivel mundial.
 +
 
 +
Propuestas como Couchsurfing, Workaway o Airbnb son excelentes ejemplos. Estos han reinventado la forma en la que el turismo y los intercambios culturales se han dado a través del tiempo.
 +
 
 +
'''¿Por qué han tenido tanto éxito?'''
 +
 
 +
Porque han aprovechado recursos existentes, pero que nunca han sido utilizados.
 +
 
 +
• ¿Cuántos asientos de coches hay vacíos al día en trayectos entre ciudades o a la oficina?
 +
 
 +
• ¿Cuántas habitaciones están desocupadas durante meses, sin nadie que las use?
 +
 
 +
• ¿Cuántas segundas viviendas existen que quedan vacías durante largas temporadas?
 +
 
 +
La economía colaborativa se aprovecha de estos recursos para generar nuevos servicios y riqueza a sus proveedores.
 +
 
 +
Es por ello que esta nueva mentalidad gana con más y más frecuencia adeptos. Porque se obtienen servicios que antes se creían inalcanzables y se viven experiencias enriquecedoras y más humanas.
 +
 
 +
Ya sea por ocio o un viaje para un intercambio cultural o aprender un idioma nuevo, la economía colaborativa puede ser una alternativa para quienes tengan un presupuesto ajustado. Y al mismo tiempo, lo puede ser para quienes simplemente deseen una experiencia mucho más cercana con el sitio a visitar.
 +
 
 +
¿Si todas las partes salen ganando, por qué no intentarlo?
 +
 
 +
No solo se emplean recursos inutilizados de una forma astuta. En muchos casos se genera un impacto positivo en el medio ambiente, debido a la utilización más eficiente de recursos.
 +
 
 +
'''Ventajas de la economía colaborativa'''
 +
 
 +
La economía colaborativa tiene varias ventajas:
 +
 
 +
• '''Optimización de recursos''': Podemos dar salida a bienes que antes no se utilizaban o que no tenían un uso al 100%
 +
 
 +
• '''Mayor oferta para el consumidor final''': El consumidor se encuentra con una oferta más amplia entre lo que ofrecen los comercios tradicionales y lo que ofrece la economía colaborativa. Puede hacer una comparativa más amplia en calidades y precios.
 +
 
 +
• '''Ahorro''': Gracias a la oferta de bienes y servicios de segunda mano, los consumidores acceden a unos precios inferiores que los del mercado, lo que les permite ahorrar. En tiempos de crisis económica, esta ventaja fue clave para la proliferación del consumo colaborativo.
 +
 
 +
• '''Generar un ecosistema basado en el compromiso, la solidaridad y la generación de ideas''': Estas ideas van de la mano de emprendedores con nuevos negocios, generando empleo, riqueza e innovación en nuestro tejido empresarial
 +
 
 +
'''Inconvenientes de la economía colaborativa'''
 +
 
 +
Al tratarse de una economía pactada entre particulares, tiene una serie de inconvenientes:
 +
 
 +
• '''Falta de regulación legislativa y competencia desleal''': Nos encontramos ante un sector sin regulación que da lugar a quejas y protestas de los sectores afectados, ya que consideran que se puede incurrir en competencia desleal porque no se puede ofrecer los servicios en las mismas condiciones.
 +
 
 +
• '''Desprotección del consumidor''': El consumidor final no cuenta con garantías de la calidad del producto, o de que las personas con las que se está compartiendo, sean de confianza y no generen problemas. Son riesgos que se corren a cambio de un precio más bajo.
 +
 
 +
'''Ejemplos y sectores de economía colaborativa'''
 +
 
 +
Como ejemplos de la economía colaborativa tenemos los siguientes:
 +
 
 +
• '''Transporte colaborativo''': Compartir tu viaje en coche. Ejemplos: BlaBla Car o Uber
 +
 
 +
• '''Alojamiento colaborativo''': Compartir una habitación de tu casa o el apartamento completo cuando no está habitado. Ejemplos: Airbnb o HomeAway
 +
 
 +
'''Financiación colaborativa''', que se manifiesta de diversas formas:
 +
 
 +
• '''[https://economipedia.com/definiciones/crowdfunding-micromecenazgo.html Crowdfunding]''': permite financiar proyectos emprendedores a partir de pequeñas aportaciones de varias persones.
 +
 
 +
• '''[https://economipedia.com/definiciones/crowdlending.html Crowdlending]''': préstamos entre particulares que permiten financiar proyectos o facilitar el consumo y la inversión a tipos más bajos que los bancos.
 +
 
 +
• '''Intercambio de divisas entre empresa'''. Ejemplo: Kantox.
 +
 
 +
• '''Comercio colaborativo''': Compra venta de segunda mano. Ejemplos: Ebay, Wallapop o Chicfy.
 +
 
 +
• '''Conocimiento colaborativo''': Compartir conocimientos de manera altruista. Ejemplos: Wikipedia, realizar MOOCS en Coursera o intercambiar y aprender idiomas en HelloTalk.
 +
 
 +
• '''Espacios colaborativos''', en diversos aspectos como compartir maletero con Shipeer, compartir trastero con LetMeSpace o compartir espacio de trabajo y experiencias en los «coworking».
 +
 
 +
'''¿Qué es el consumo colaborativo?'''
 +
 
 +
El consumo colaborativo se presenta como un modelo económico en el cual el intercambio es la base de todo. Donde el uso compartido y el préstamo, junto a la recomercialización y a la donación son las herramientas que lo definen.
 +
 
 +
El movimiento del consumo colaborativo supone un cambio cultural y económico en los hábitos marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales). En los servicios de consumo colaborativo las barreras de desconfianza se ven minimizadas gracias al uso de perfiles de usuarios con valoraciones y referencias añadidas por otros usuarios, lo que da origen a nuevas maneras de relacionarse, intercambiar, y monetizar habilidades y/o bienes económicos, lo que era impensable hace unos años.
 +
 
 +
También es su modelo colaborativo el responsable de que su sostenibilidad se base en los pilares de la reputación, la comunidad y el acceso a los bienes compartidos. El mismo está más relacionado con la evolución de la mayoría de las empresas, quienes han tenido que pasar de fabricante de productos a prestadoras de servicios.
 +
 
 +
Como ejemplo, antes se compraban coches como medio de transporte. En la actualidad, los consumidores no buscan un medio de transporte, sino una solución a su problema de movilidad.
 +
 
 +
En los últimos años han surgido plataformas como Drive Now donde puedes alquilar un coche por minutos. Esto es debido a la masificación de las carreteras y a la gran cantidad de personas de otros países que viven en ciudades como Berlín o Madrid. En vez de comprar un coche, lo que hacen es alquilarlo por minutos cuando les hace falta.
 +
 
 +
Este cambio de enfoque se traduce en una menor cantidad de coches en la ciudad, menor polución y un ahorro ostensible para los consumidores (en forma de compra, impuestos, seguros) ya que sólo utilizan el bien cuando realmente les hace falta.
 +
 
 +
Cabe mencionar que el consumo colaborativo está ampliamente influenciado por movimientos sociales que impulsan la creación de comunidades. Su intención es recuperar determinados valores, sin la necesidad de desaprovechar una oportunidad empresarial.
 +
 
 +
En enero de 2014 la Unión Europea redactó un dictamen para regular el consumo colaborativo, que valoraba de la siguiente forma: “El consumo colaborativo representa la complementación ventajosa desde el punto de vista innovador, económico y ecológico de la economía de la producción por la economía del consumo. Además, supone una solución a la crisis económica y financiera en la medida que posibilita el intercambio en caso de necesidad”.
 +
 
 +
'''Más información'''
 +
 
 +
[https://www.youtube.com/watch?v=K7zjQ1xWVXM 5 claves para entender la economía colaborativa]

Última revisión de 00:39 7 ago 2020

La economía colaborativa es un sistema económico en el que se comparten y se intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales. Se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de las tecnologías de la información y la comunicación, y las nuevas maneras de medir la reputación de las personas.

El término fue acuñado por primera vez por Ray Algar en 2007, mientras que el concepto de consumo colaborativo comenzó a popularizarse en 2010 con la publicación del libro "What's Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption", de Rachel Botsman, co-autora del libro, el que expuso cómo el acceso a bienes y servicios puede ser de relevancia prioritaria sin ser necesaria la propiedad de los mismos.

De acuerdo con la revista Time, el consumo colaborativo es una de las diez grandes ideas que cambiarán el mundo. El columnista del New York Times, Thomas Friedman, considera que la economía colaborativa “crea nuevas formas de emprender y también un nuevo concepto de la propiedad”.

Características de la economía colaborativa

Compartir antes del desuso: La economía colaborativa se centra en compartir cosas que de otra forma no serían utilizadas, como por ejemplo, un libro que ya no se use o una cama que esté desocupada. También incentiva a consumir de manera compartida algún servicio, como lo es un coche que vaya al mismo destino.

El dinero puede estar de por medio o no: Existen páginas web donde puedes alquilar habitaciones en una casa. Pero también, otras donde puedes alquilarlas por un servicio o incluso donde lo que prima es simplemente el intercambio cultural.

En la mayoría de los casos, el intermediario es una página web o aplicación. El usuario se pone directamente en contacto con la persona que puede ofrecer ese servicio (peer to peer). La aplicación o web actúa como nexo de unión.

No existen roles fijos. Dentro de la económica colaborativa una misma persona puede actuar como cliente y proveedor al mismo tiempo.

Sistema de referencias: El contacto entre personas es fundamental en esta clase de economía. Al no tratar con empresas, la forma más adecuada de generar confianza es mediante un sistema de valoraciones. La comunidad, a través de la experiencia de sus usuarios, será la que avale a los individuos.

¿Cómo funciona la economía colaborativa?

Entonces ¿cómo funciona la economía colaborativa en realidad?

La economía colaborativa ha ganado gran importancia en la era digital, debido al uso intensivo de las TICs. Esto se debe a la necesidad, y facilidad que otorgan los nuevos medios digitales, de eliminar los intermediarios entre servicio y persona. La misma ha supuesto un rápido crecimiento de nuevos modelos de negocio, que han llegado a cambiar los hábitos de consumo a nivel mundial.

Propuestas como Couchsurfing, Workaway o Airbnb son excelentes ejemplos. Estos han reinventado la forma en la que el turismo y los intercambios culturales se han dado a través del tiempo.

¿Por qué han tenido tanto éxito?

Porque han aprovechado recursos existentes, pero que nunca han sido utilizados.

• ¿Cuántos asientos de coches hay vacíos al día en trayectos entre ciudades o a la oficina?

• ¿Cuántas habitaciones están desocupadas durante meses, sin nadie que las use?

• ¿Cuántas segundas viviendas existen que quedan vacías durante largas temporadas?

La economía colaborativa se aprovecha de estos recursos para generar nuevos servicios y riqueza a sus proveedores.

Es por ello que esta nueva mentalidad gana con más y más frecuencia adeptos. Porque se obtienen servicios que antes se creían inalcanzables y se viven experiencias enriquecedoras y más humanas.

Ya sea por ocio o un viaje para un intercambio cultural o aprender un idioma nuevo, la economía colaborativa puede ser una alternativa para quienes tengan un presupuesto ajustado. Y al mismo tiempo, lo puede ser para quienes simplemente deseen una experiencia mucho más cercana con el sitio a visitar.

¿Si todas las partes salen ganando, por qué no intentarlo?

No solo se emplean recursos inutilizados de una forma astuta. En muchos casos se genera un impacto positivo en el medio ambiente, debido a la utilización más eficiente de recursos.

Ventajas de la economía colaborativa

La economía colaborativa tiene varias ventajas:

Optimización de recursos: Podemos dar salida a bienes que antes no se utilizaban o que no tenían un uso al 100%

Mayor oferta para el consumidor final: El consumidor se encuentra con una oferta más amplia entre lo que ofrecen los comercios tradicionales y lo que ofrece la economía colaborativa. Puede hacer una comparativa más amplia en calidades y precios.

Ahorro: Gracias a la oferta de bienes y servicios de segunda mano, los consumidores acceden a unos precios inferiores que los del mercado, lo que les permite ahorrar. En tiempos de crisis económica, esta ventaja fue clave para la proliferación del consumo colaborativo.

Generar un ecosistema basado en el compromiso, la solidaridad y la generación de ideas: Estas ideas van de la mano de emprendedores con nuevos negocios, generando empleo, riqueza e innovación en nuestro tejido empresarial

Inconvenientes de la economía colaborativa

Al tratarse de una economía pactada entre particulares, tiene una serie de inconvenientes:

Falta de regulación legislativa y competencia desleal: Nos encontramos ante un sector sin regulación que da lugar a quejas y protestas de los sectores afectados, ya que consideran que se puede incurrir en competencia desleal porque no se puede ofrecer los servicios en las mismas condiciones.

Desprotección del consumidor: El consumidor final no cuenta con garantías de la calidad del producto, o de que las personas con las que se está compartiendo, sean de confianza y no generen problemas. Son riesgos que se corren a cambio de un precio más bajo.

Ejemplos y sectores de economía colaborativa

Como ejemplos de la economía colaborativa tenemos los siguientes:

Transporte colaborativo: Compartir tu viaje en coche. Ejemplos: BlaBla Car o Uber

Alojamiento colaborativo: Compartir una habitación de tu casa o el apartamento completo cuando no está habitado. Ejemplos: Airbnb o HomeAway

Financiación colaborativa, que se manifiesta de diversas formas:

Crowdfunding: permite financiar proyectos emprendedores a partir de pequeñas aportaciones de varias persones.

Crowdlending: préstamos entre particulares que permiten financiar proyectos o facilitar el consumo y la inversión a tipos más bajos que los bancos.

Intercambio de divisas entre empresa. Ejemplo: Kantox.

Comercio colaborativo: Compra venta de segunda mano. Ejemplos: Ebay, Wallapop o Chicfy.

Conocimiento colaborativo: Compartir conocimientos de manera altruista. Ejemplos: Wikipedia, realizar MOOCS en Coursera o intercambiar y aprender idiomas en HelloTalk.

Espacios colaborativos, en diversos aspectos como compartir maletero con Shipeer, compartir trastero con LetMeSpace o compartir espacio de trabajo y experiencias en los «coworking».

¿Qué es el consumo colaborativo?

El consumo colaborativo se presenta como un modelo económico en el cual el intercambio es la base de todo. Donde el uso compartido y el préstamo, junto a la recomercialización y a la donación son las herramientas que lo definen.

El movimiento del consumo colaborativo supone un cambio cultural y económico en los hábitos marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales). En los servicios de consumo colaborativo las barreras de desconfianza se ven minimizadas gracias al uso de perfiles de usuarios con valoraciones y referencias añadidas por otros usuarios, lo que da origen a nuevas maneras de relacionarse, intercambiar, y monetizar habilidades y/o bienes económicos, lo que era impensable hace unos años.

También es su modelo colaborativo el responsable de que su sostenibilidad se base en los pilares de la reputación, la comunidad y el acceso a los bienes compartidos. El mismo está más relacionado con la evolución de la mayoría de las empresas, quienes han tenido que pasar de fabricante de productos a prestadoras de servicios.

Como ejemplo, antes se compraban coches como medio de transporte. En la actualidad, los consumidores no buscan un medio de transporte, sino una solución a su problema de movilidad.

En los últimos años han surgido plataformas como Drive Now donde puedes alquilar un coche por minutos. Esto es debido a la masificación de las carreteras y a la gran cantidad de personas de otros países que viven en ciudades como Berlín o Madrid. En vez de comprar un coche, lo que hacen es alquilarlo por minutos cuando les hace falta.

Este cambio de enfoque se traduce en una menor cantidad de coches en la ciudad, menor polución y un ahorro ostensible para los consumidores (en forma de compra, impuestos, seguros) ya que sólo utilizan el bien cuando realmente les hace falta.

Cabe mencionar que el consumo colaborativo está ampliamente influenciado por movimientos sociales que impulsan la creación de comunidades. Su intención es recuperar determinados valores, sin la necesidad de desaprovechar una oportunidad empresarial.

En enero de 2014 la Unión Europea redactó un dictamen para regular el consumo colaborativo, que valoraba de la siguiente forma: “El consumo colaborativo representa la complementación ventajosa desde el punto de vista innovador, económico y ecológico de la economía de la producción por la economía del consumo. Además, supone una solución a la crisis económica y financiera en la medida que posibilita el intercambio en caso de necesidad”.

Más información

5 claves para entender la economía colaborativa