Creación de valor ambiental

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar

La creación de valor sostenible o integral es un concepto que pone de manifiesto la necesidad de que todas las organizaciones, sean éstas sean públicas, privadas o sociales, tengan en cuenta las dimensiones ambiental, social, económica y pública a la hora de crear valor, ya que las cuatro dimensiones están intrínsecamente ligadas e interconectadas entre sí.

Si bien cada uno de estos sectores debe mantener su foco de creación de valor respectivo, el principio de corresponsabilidad e interdependencia exige que comiencen a complementarse y actuar de forma conjunta con los otros dos, porque en el actual contexto social ningún sector puede actuar por sí solo.

Este cambio que supone pasar del modelo tradicional unidimensional al inter-retro-dependiente en el que se basa el desarrollo humano sostenible, demanda que las instituciones de cada sector se ocupen de su misión específica, aquello para lo que fueron creadas, y consideren al mismo tiempo su articulación con las instituciones de los otros dos sectores, con el fin de acompañar y sumar en el proceso de creación de valor de las mismas. A esto se refiere Michael Porter con el concepto de valor compartido.

Es en esta instancia, donde se encuentran estas tres formas de institucionalidad, en las que se reúnen y alinean la creación de valor económico sostenible, con la creación de valor social sostenible y la creación de valor público sostenible, resulta inevitable sumar la creación de valor ambiental a la ecuación, ya que esta es una dimensión que les compete a absolutamente a todas las personas y organizaciones del planeta, y por ende también a las instituciones que conforman los tres sectores.

En este contexto, en el cual la humanidad enfrenta grandes catástrofes –cambio climático, inundaciones, sequías, extinción de especies, etc.– que amenazan nuestra supervivencia, crear valor ambiental se vuelve una tarea imprescindible y especialmente acuciante.

La actual situación es consecuencia de la forma en que históricamente nos relacionamos con nuestro planeta: desde una concepción antropocéntrica e insostenible del uso de los recursos naturales. Este sistema, que todavía hoy sigue patrones lineales de extracción, producción, acumulación, consumo, y desecho sin respetar los límites ecosistémicos planetarios, está además cambiando las condiciones ambientales, poniendo en peligro el sistema Vida.

Algunos datos demuestran la gravedad del problema:

• Según la Organización de las Naciones Unidas, en la actualidad en el mundo hay 7.700 millones de habitantes, y para el 2030 serán 8.500 millones; es decir, un 10% adicional. En términos económicos, esto significará mayor demanda de recursos, infraestructura, salud, educación y –sobre todo– mayor inequidad.

• En su informe What a Waste 2.0, publicado en el 2018, el Banco Mundial pone en evidencia que el manejo de los residuos es aún muy ineficiente. En efecto, el 37% se eliminan en rellenos sanitarios, el 33% se abandona a cielo abierto, y tan solo el 19% es recuperado por procesos de reciclaje y el 11% tratados con tecnologías modernas de incineración. Adicionalmente, para el año 2050 el mundo producirá 3,40 billones de toneladas de desechos al año.

• La Organización Mundial de la Salud advierte que entre el 2030 y el 2050 el cambio climático será el responsable de 250.000 muertes al año por enfermedades causadas por malnutrición, olas de calor, etc. y los costos asociados a la salud sobrepasarán los 2.000 millones de dólares.

• El World Meteorological Organization (WMO) informa que en el 2017 las temperaturas medias en el mundo aumentaron en un 1°C, siendo un fenómeno que sigue en crecimiento. Las consecuencias asociadas a esto están ligadas al desabastecimiento de agua potable de las poblaciones más vulnerables, la desaparición de zonas costeras, la pérdida de biodiversidad y ecosistemas, lo que para los seres humanos representa la disminución de recursos naturales, hoy considerados bienes sociales por su escasez y finitud, utilizables para la propia supervivencia.

El contexto planteado pone de manifiesto la necesidad urgente de incorporar nuevas formas sostenibles de desarrollo humano que permitan la generación de crecimiento económico y que, al mismo tiempo, permitan hacer frente a los nuevos desafíos que enfrenta la humanidad. Es decir, un desarrollo que permita alinear el progreso social con el desarrollo económico, el cuidado del medioambiente y la dimensión eco-espiritual cívico-ciudadana, algo solo posible si todos los sectores se enfocan en la creación de valor sostenible.

Dimensiones de la creación de valor ambiental

A continuación, un listado conformado por diferentes dimensiones de creación de valor directamente vinculadas a lo ambiental:

 La ecología como contexto omniabarcante

- El imperativo ecológico: el cuidado y la conservación de la biodiversidad y del sistema Vida - la Gaia o Pachamama como un organismo vivo.

- Earth security Initiative: el respeto por los límites eco-sistémicos planetarios. ¿Cuánto es demasiado?

- Sustentabilidad, Regeneración y Resiliencia: capacidad de volver al estado inicial - rewilding.

- Del holoceno al antropoceno: el 19 de diciembre de 1987 se celebra el día de la deuda ecológica, que marca el comienzo de la transición de la administración de la escasez hacia la administración de la finitud.

- Conservación y gestión de los bienes sociales (ex recursos naturales)

- Metabolismo ambiental-socioeconómico: intercambio de flujo de materiales y energía entre naturaleza y la sociedad - la brecha metabólica.

- Eco-eficiencia: ecológicamente eficiente y ecológicamente eficiente. Eco-eficiencia + impacto = fecundidad.

Trazabilidad ambiental

o El calentamiento global y el cambio climático como amplificadores de las amenazas y la inestabilidad de los ecosistemas.

o Biomimesis y Geomimesis.

o Medición de impacto ambiental: incorporación de las externalidades al costo de los productos y servicios - la contabilidad ambiental.

o Mitigación, adaptación y restauración - ingeniería climática.

o Huella ecológica: huella de carbono - gases de efecto invernadero, emisiones de dióxido de carbono per cápita - huella hídrica - emisiones cero, punto de inflexión.

o Indicadores de eficiencia energética: uso de energías renovables y energías limpias.

o Índice de desempeño ambiental.

o Las 3 erres: reducción, reciclado, reuso – basura cero.

o Suprarreciclaje - upcycling o reciclaje creativo.

o Obsolescencia programada

Principio precautorio

o Protección y valoración de la biodiversidad y del Sistema Vida.

o Respeto por la capacidad de carga de los ecosistemas.

o Evaluación de impacto ambiental: estudios de impacto ambiental.

o Restauración y regeneración de los ecosistemas naturales.

o Erradicando el delito ecológico y el ecocidio - prosiliencia.

Gerenciamiento y administración de crisis

o Construcción de escenarios actuales y futuros

o Abordaje de lo disruptivo.

o Prevención - Intervención - Reconstrucción.

o Contra-aleatoriedad: proactividad y plasticidad de respuesta para incrementar la protección del sistema con el fin de mitigar los potenciales impactos negativos futuros.

o Gestión de riesgo, mitigación y control de daños: identificación de riesgos potenciales y planes de contingencia.

o Mapa de vulnerabilidades.

Listado de las dimensiones de la creación de valor ambiental

Índice alfabético

- Abordaje de lo disruptivo

- Antropoceno

- Biomimesis

- Brecha metabólica

- Calentamiento global

- Cambio climático

- Conservación y gestión de los bienes sociales

- Contabilidad ambiental

- Contra-aleatoriedad

- Control de daños

- Cuidado y la conservación de la biodiversidad

- Deuda ecológica

- Ecocidio

- Eco-eficiencia

- Emisiones cero

- Emisiones de dióxido de carbono per cápita

- Energías renovables

- Evaluación de impacto ambiental

- Gaia o Pachamama como un organismo vivo

- Gases de efecto invernadero

- Geomimesis

- Gerenciamiento de crisis

- Gestión de riesgo

- Huella de carbono

- Huella ecológica

- Huella hídrica

- Imperativo ecológico

- Índice de desempeño ambiental

- Las 3 erres]: reducción, reciclado, reuso

- Medición de impacto

- Mitigación, adaptación y restauración

- Obsolescencia programada

- Prevención

- Principio precautorio

- Protección y valoración de la biodiversidad

- Resiliencia

- Respeto por la capacidad de carga de los ecosistemas

- Respeto por los límites eco-sistémicos planetarios

- Restauración y regeneración de los ecosistemas naturales

- Rewilding

- Suprarreciclaje

- Sustentabilidad

- Trazabilidad ambiental

Para más información

Valores de la sustentabilidad y la regeneración