Cogestión

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
Cogestión

Este término se refiere al reparto de autoridad, responsabilidad y beneficios entre diferentes actores que conforman una organización, puedan ser éstas empresas, ONGs, gobiernos y comunidades locales para la gestión de recursos, sean estos naturales, humanos, económicos, etc.

La palabra “cogestión” viene empleándose desde la Segunda Guerra Mundial para expresar un proyecto de “reforma de estructura” de la empresa capitalista tradicional, cuya principal característica es la verticalidad en el proceso de toma de decisiones. Literalmente, cogestionar quiere decir gestionar o administrar conjuntamente, aludiendo a la colaboración de los factores básicos de la producción, es decir, capital y trabajo.

Siguiendo el principio fundamental del capitalismo, es al capital (propietarios, accionistas o gerentes) a quien corresponde la dirección y gestión del proceso productivo. A sus órdenes quedan los asalariados, trabajadores libres que colaboran, sin más derecho inicial que al salario, quedando fuera de toda actividad directiva. Es simple trabajo subordinado. La cogestión busca, en cambio alterar esta situación, concediendo a los trabajadores el derecho a intervenir en la gestión y dirección.

Para entender bien esta reforma, hay que tener en cuenta que la cogestión no suprime el régimen de propiedad, ya que se respeta el título privado de propiedad o de acción. Tampoco debe confundirse con la participación del trabajador en la gerencia o dirección a través del accionariado obrero, donde se conceden al trabajador acciones y, con ellas, un cierto derecho de intervención como accionista. En la cogestión el trabajador forma parte de un equipo que cogestiona o administra, sin abandonar su rol.

Por el carácter decisorio –o no– en el proceso de adopción de políticas, o por el grado de delegación de poder (de decisión o de gestión) que se hace a los ciudadanos, en algunos casos se les atribuye un papel de cogestores o co-administradores, tal como puede verse en ciertos municipios de Alemania, Reino Unido o España. Allí los usuarios o las asociaciones cívicas cogestionan los servicios, haciéndose cargo, por ejemplo, de las piscinas públicas, museos, centros culturales o cívicos, etc. En otros casos, co-deciden la asignación de parte de los presupuestos de sus barrios para tareas concretas.

Formas de cogestión

Esta palabra abarca grados o niveles de participación muy distintos y en cualquiera de sus grados, puede referirse a los aspectos técnicos, a los económico-financieros o a los sociales (relaciones humanas internas) de la empresa, la ONG o el gobierno.

a) Información o derecho del trabajador, colaborador o ciudadano a ser informado sobre la marcha de la empresa, ONG o gobierno;

b) Consulta, con derecho a hacer sugerencias, sin obligar a la gerencia, la dirección o al gobierno;

c) Control o comprobación de documentos y hechos;

d) Veto a las decisiones del empresario, directivos y gobernantes que siguen conservando la iniciativa;

e) Codecisión, en cuanto a qué se comparte con el elemento empresarial, organizacional o gubernamental, la máxima gestión, y aún la marcha y responsabilidad de la dirección.

Casos de cogestión

La cogestión entre pescadores, WWF y administración en Senegal

Los comités de cogestión pesquera son un modelo pionero