Diferencia entre revisiones de «Ciudadanía»

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
(Página creada con «Se trata de la condición que se otorga al ciudadano por ser miembro de una comunidad organizada. Si la ciudadanía es algo que remite a un proceso histórico, siempre vam...»)
 
(Sin diferencias)

Última revisión de 17:37 19 may 2020

Se trata de la condición que se otorga al ciudadano por ser miembro de una comunidad organizada.

Si la ciudadanía es algo que remite a un proceso histórico, siempre vamos a estar hablando de la construcción de la ciudadanía y de que haya también una reconstrucción constante de esa ciudadanía.

La ciudadanía es la expresión de pertenencia que una persona tiene hacia una sociedad determinada en la que participa. En la tradición occidental, ”el ciudadano es un conjunto de atributos legales y a la vez, un miembro de la comunidad política”, como explica Isidore Cheresky.

La ciudadanía siempre ha sido de vital importancia para un país y sus decisiones generales de desarrollo. Cuando la ciudadanía no participa en la toma de decisiones, la mayoría de las veces, las acciones del Estado son erróneas, llegando incluso a afectar drásticamente a ese país, sea directa o indirectamente.

Hasta hace relativamente poco, la influencia del derecho administrativo determinó el concepto de ciudadanía. Sin embargo, remontarse a modelos anteriores, en los que la definición refería a un vínculo político, significa entender al ciudadano "por ser miembro de la comunidad política; el vínculo por la palabra y por la acción arrancaba a los individuos del dominio de las tareas privadas. La ciudadanía era en este sentido una actividad pública que tenía valor en sí misma y era considerada incluso como la vida buena, por oposición a la simplemente orientada a la satisfacción de necesidades”.

Ser ciudadano es tener desarrollado el sentido de identidad y pertenencia en el lugar donde se interactúa socialmente, en el hábitat donde se desenvuelven los individuos con responsabilidad, derechos y obligaciones. En el Consejo Europeo se es cada vez más consciente de que términos como “ciudadano” y “ciudadanía” no son estables ni admiten una definición única. El término “ciudadano” puede definirse en términos generales como “una persona que co-existe en una sociedad”. Esto no significa que la idea de ciudadano en relación con el Estado Nación ya no es pertinente o aplicable, sino que, como el Estado Nación ha dejado de ser el único centro de autoridad, ha tenido que darse una definición más general del concepto.

Este concepto más extenso de ciudadano y ciudadanía ofrece un posible nuevo modelo para analizar cómo vivimos juntos. Se trata, por lo tanto, de traspasar los límites de la noción de Estado Nación y de adoptar la noción de “comunidad”, que engloba el marco local, nacional, regional e internacional en el que viven las personas.

Esfera pública

Un fenómeno conocido como la esfera pública, según el filósofo Jürgen Habermas, es un espacio entre la autoridad y la vida privada, en el cual los ciudadanos pueden reunirse informalmente, intercambiar opiniones sobre los asuntos públicos, decisiones de gobierno y proponer reformas. Sirve, además, como contrapeso al gobierno. Según Schudson, la esfera pública es un "campo de juego para la ciudadanía".

La consolidación de una esfera pública frente a otra privada en la vida de las personas, su clara diferenciación pero mutua dependencia, fue una de las principales conquistas de la civilización moderna, y se considera una precondición para el desarrollo democrático.

En su desarrollo de esta noción, Habermas sostiene que la esfera pública estaría "configurada por aquellos espacios de espontaneidad social libres tanto de las interferencias estatales como de las regulaciones del mercado y de los poderosos medios de comunicación. En estos espacios de discusión y deliberación se hace uso público de la razón; de ahí surge la opinión pública en su fase informal, así como las organizaciones cívicas y, en general, todo aquello que desde fuera cuestiona, evalúa críticamente e influye en la política. En términos normativos, puede entenderse como aquel espacio de encuentro entre sujetos libres e iguales que argumentan y razonan en un proceso discursivo abierto dirigido al mutuo entendimiento".

Ciudadanos comunes y corrientes o ciudadanos de a pie

Con estas expresiones se está haciendo referencia a cualquier ciudadano o al conjunto total de ciudadanos de un país o de una región, independientemente de sus niveles de riqueza, educativos, de sus posiciones sociales o de sus jerarquías profesionales. Se señala así a ciudadanos o a residentes que no necesariamente desempeñan tareas de responsabilidad, y que no necesariamente tienen casa propia o vehículo propio; en definitiva, se hace referencia a cualquier persona con una determinada nacionalidad, o a cualquier residente dentro de un país o grupo de países.

Ciudadanía activa

La ciudadanía activa refiere a una filosofía adoptada por organizaciones e instituciones educativas, que aboga por que los miembros de las empresas, las ONGs o el Estado tengan ciertas funciones y responsabilidades con la sociedad y el medioambiente, aunque los miembros pueden no tener funciones específicas de gobierno. La Ciudadanía Activa puede considerarse como una articulación del debate sobre los derechos frente a las responsabilidades. Si un cuerpo da derechos a las personas bajo su mandato, entonces esas mismas personas podrían tener ciertas responsabilidades. Esto significa que un ciudadano activo es aquel que cumple con sus derechos y responsabilidades de una manera equilibrada.

Sociedad

Sociedad (del latín societas) es un concepto polisémico, que designa a un tipo particular de agrupación de individuos que se produce tanto entre los humanos (sociedad humana o sociedades humanas, en plural) como entre algunos animales (sociedades animales).

En ambos casos, la relación que se establece entre los individuos supera la manera de transmisión genética e implica cierto grado de comunicación y cooperación, que en un nivel superior (cuando se produce la persistencia y transmisión generacional de conocimientos y comportamientos por el aprendizaje) puede calificarse como “cultura”.

Sociedad humana

Por definición, las sociedades humanas son entidades poblacionales. Dentro de la población existe una relación entre los sujetos y el entorno; ambos realizan actividades en común y es esto lo que les otorga una identidad propia. De otro modo, toda sociedad puede ser entendida como una cadena de conocimientos entre varios ámbitos: económico, político, cultural, deportivo y de entretenimiento.

Aunque usados a menudo como sinónimos, cultura y sociedad son conceptos distintos: la sociedad hace referencia a la agrupación de personas, mientras que la cultura hace referencia a toda su producción y actividad, transmitida de generación en generación a lo largo de la historia, incluyendo costumbres; lenguas; creencias y religiones; arte; ciencia; comida; relaciones, etc.

La diversidad cultural existente entre las diferentes sociedades del mundo se debe a la diferenciación cultural que ha experimentado la humanidad a lo largo de la historia, principalmente debido a factores territoriales, es decir, al aislamiento e interacción entre diferentes sociedades.

Los habitantes, el entorno y los proyectos o prácticas sociales forman parte de una cultura, pero existen otros aspectos que ayudan a ampliar el concepto de sociedad. El más interesante, y que ha logrado que la comunicación se desarrolle constantemente, es la nueva era de la información. Es decir, la tecnología alcanzada en los medios de producción, desde una sociedad primitiva con simple tecnología, especializada en la caza—muy pocos artefactos— hasta una sociedad moderna con tecnología compleja —muchísimos artefactos— prácticamente en todas las especialidades.

También es importante resaltar que la sociedad está conformada por las industrias culturales. Es decir, la industria es un término fundamental para mejorar el proceso de formación sociocultural de cualquier territorio. Este concepto surgió a partir de la Revolución Industrial, y de ésta se entiende que fue la etapa de producción que se fue ejecutando en la sociedad en la medida en que el hombre comenzó a producir más conocimiento y a explotarlo colectivamente.

Más información

Imaginar un mundo mejor: la expresión pública de los activistas en Internet

El declive del hombre público, Richard Sennet

Poder presidencial y liderazgo político bajo la presión de la movilización de la opinión pública y la ciudadanía

Humana: Historia, Evolución y Tipos