Rendición de cuentas

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
Rendición de cuentas

Rendición de cuentas significa, colocar la información en la “vitrina pública para que la sociedad pueda revisarla, analizarla y, en su caso, usarla como mecanismo para sancionar si se detectan anomalías”.
En ese sentido, los gobernantes, funcionarios y en general los servidores públicos, se encuentran obligados a trabajar a favor del bien común, la libertad, la igualdad, la justicia y la solidaridad social; a comprometerse a gestionar y emprender sus tareas, orientados por los mandatos que emanan de la Constitución y las leyes, así como por los principios de eficiencia eficacia, transparencia y honestidad.

Dentro de las propuestas para mejorar la rendición de cuentas en los órganos públicos se encuentran las siguientes:
1. La obligación a los órganos del Estado para poner a disposición de los ciudadanos la información que les permita acceder al conocimiento directo de las funciones, acciones, resultados, estructura y recursos asignados.
2. Homogenización del proceso de rendición de cuentas para que las autoridades se abstengan de dar a la comunidad información manipulada, incompleta o falsa, a fin de igualar las capacidades en la rendición de cuentas.
3. Mejorar la organización, clasificación y manejo de los documentos para incrementar la eficiencia administrativa.
4. Hacer del conocimiento público que la rendición de cuentas no es solo administrativa, sino también de orden educativo, enfocando el cambio en la actitud de civilidad de la ciudadanía.
5. Que la ciudadanía tenga el acceso a la información completa en una forma clara y sencilla, sobre lo realizado por todos aquellos que estén obligados, poniéndola a su disposición en los medios de comunicación a los que todos puedan acceder.

Cómo rendir cuentas

La rendición de cuentas suele realizarse mediante informes, memorias o balances que deben responder a una serie de principios básicos:
- Veracidad y Transparencia. La exposición completa de los procesos, procedimientos y supuestos implicados en la elaboración de una memoria resulta esencial para su credibilidad.
- Globalidad. Toda organización informante debería, sistemáticamente, implicar a sus partes interesadas en la ayuda al enfoque y la mejora continua de la calidad de sus memorias.
- Auditabilidad. Los datos y la información presentes en la memoria deberían recopilarse, analizarse y divulgarse de modo que los auditores internos o los encargados de la verificación externa puedan avalar su veracidad.
- Exhaustividad. Toda la información esencial para la evaluación por parte de los usuarios del desempeño económico, ambiental y social de una organización informante debería aparecer en la memoria de una forma coherente con el marco temporal, el alcance y los límites manifestados.
- Relevancia. La relevancia es el grado de importancia asignado a un aspecto, indicador o dato concreto, y constituye el umbral en el cual la información adquiere la suficiente trascendencia como para presentarse.
- Contexto de sostenibilidad. Las organizaciones informantes deberían intentar situar su actuación en el más amplio contexto de restricciones o límites ecológicos, sociales o de otro tipo, en aquellos casos en los que ese contexto añada un significado importante a la información presentada.
- Precisión. El objetivo del principio de precisión es el de conseguir que la información presentada ofrezca la mayor exactitud y el menor margen de error posibles, para que los usuarios puedan tomar sus decisiones con un alto grado de confianza.
- Neutralidad y objetividad. En toda memoria deberían evitarse los sesgos en la selección y exposición de la información, y se debería tratar de ofrecer un informe equilibrado sobre la actuación de la organización informante.
- Comparabilidad. Toda organización informante debería mantener la coherencia en lo referente a los límites y el alcance de sus memorias, dar a conocer cualquier cambio y volver a exponer la información presentada anteriormente.
- Claridad. Toda organización informante debería mantenerse al corriente de las distintas necesidades y experiencias de sus partes interesadas, y poner la información a disposición de los usuarios de manera que resulte inteligible para el mayor número posible de éstos, manteniendo un adecuado nivel de detalle.
- Periodicidad. Toda memoria debería ofrecer información con una periodicidad que se adapte a las necesidades de los usuarios y a la naturaleza de los datos.