Interdependencia

De Sosteniblepedia
Saltar a: navegación, buscar
Interdependencia

En el pasado se nos enseñaba a ver el mundo como a un conjunto de países que ocupaban distintos territorios y cuyos intereses, problemas y preocupaciones interferían ocasionalmente. Se suponía que no había vínculos reales entre los países, más allá de los establecidos ex profeso por los gobiernos, por las personas. Creíamos ser “independientes”. Sin embargo, en el último siglo, estas idas han cambiado y hoy se habla de “interdependencia, porque allá donde vivamos, todos estaremos relacionados con las otras partes del planeta.

En nuestra sociedad cada vez más mundializada, los lugares, los acontecimientos, los problemas y las personas están interconectados por una red compleja de relaciones, cuyo equilibrio es inestable. La comprensión de esta interdependencia nos permite percibir lo sistémico del mundo en que vivimos.

Todos conectados

La interdependencia implica enfocar el mundo como un sistema, entender la red de relaciones de este sistema, apreciar el equilibrio inestable que existe entre los componentes de esta red y tomar conciencia de que los cambios en una parte del sistema tendrán repercusiones sobre todo el sistema en su conjunto. Porque todas las partes del mundo están interconectadas, a veces de manera clara, otras veces de manera más sutil.
Por ejemplo, un conflicto 'local' en un país productor de petróleo puede afectar al abastecimiento de petróleo en el mundo entero, y provocar modificaciones en la política energética de países situados a miles de kilómetros.

Un buen ejemplo de esta visión es un descubrimiento muy interesante que acaban de hacer los científicos estudiando el proceso de fecundación del óvulo. Una vez producido el encuentro del óvulo y los espermatozoides en la trompa, queda lo más difícil: la fecundación. Como todos los grandes organismos unicelulares, el óvulo está rodeado de una capa protectora bastante gruesa y poco penetrable. Se precisa que una gran cantidad de espermatozoides "erosionen" esa envoltura durante un tiempo, en una especie de trabajo en equipo, hasta que la membrana se "rompe" en un punto. Solo entonces, el espermatozoide situado delante del desgarro puede penetrar y fecundar el óvulo. Estos descubrimientos echan por tierra una creencia popular: al contrario de lo que se pensaba antes, el proceso no tiene nada que ver con una selección de espermatozoides, ni es el espermatozoide más rápido el que logra fecundar el óvulo.

Problemas globales

La interdependencia no es un fenómeno nuevo, exclusivo de la segunda mitad del siglo XX. Cada vez que unos individuos tuvieron que entrar en contacto con otros -a través de las expediciones, la colonización, las migraciones o el comercio- se establecieron vínculos, se intercambiaron valores, se apropiaron elementos culturales, se integraron nuevos productos y tecnologías en las maneras de vivir.
La interdependencia se convirtió en un tema crítico en este periodo de la historia, porque ocurrieron cambios cruciales en las tecnologías de transportes y de comunicación, y estos cambios crearon un sistema complejo de intercambios comerciales y provocaron mayores intercambios de personas en el mundo entero, así como sociedades con una gran diversidad cultural.
Aunque la interdependencia no es sólo una característica de los sistemas a escala mundial, sino que se puede observar también a escala local y nacional. Nos podemos familiarizar con este concepto observando la interdependencia de los roles en una familia, en una escuela, entre los trabajadores de una misma empresa, en una comunidad local y entre las regiones de un mismo país.
Y no sólo los lugares y las personas están relacionados, sino también los problemas. Por ejemplo, la pobreza puede explicarse por varios factores a la vez: falta de educación, falta de asistencia sanitaria, degradación del medio ambiente o discriminación racial, entre otros. Eliminar la pobreza sólo proporcionando medios para la subsistencia, no da más que resultados parciales. Gracias a la comprensión de la interdependencia entre los factores de un problema, se pueden encontrar soluciones duraderas.

Algunos conceptos clave

Un fallo o una disfunción en una de las partes de un sistema tiene repercusiones en todas las demás, e incluso puede detener completamente el funcionamiento de dicho sistema. Hay sistemas que ponen en juego factores humanos y no humanos, por ejemplo los ecosistemas. Y hay sistemas globales complejos, como la red del comercio internacional, constituidos por un conjunto de sistemas más pequeños.

- Interdependencia simétrica
Cuando todas las partes de un sistema funcionan en cooperación, es decir, que trabajan juntas para conseguir un objetivo común que les beneficiará a todas, se habla de sistema de interdependencia simétrica.
- Interdependencia asimétrica
Este término se refiere a las relaciones que, en los sistemas mundiales, no son beneficiosas para todos. Se aprecian muy a menudo tales desequilibrios en las relaciones entre los países industrializados y los países en desarrollo.

Por un desarrollo equitativo

Para un desarrollo equitativo de países y personas, es imprescindible considerar al mundo como un sistema en que todos los elementos (personas, acontecimientos, modas, posturas) están interconectados, y ser conscientes de que los problemas también están relacionados.

Tenemos asimismo que:
Respetar las necesidades y los aportes de todos y de cada uno de los miembros de un sistema, en una organización, una empresa, en una comunidad, en el ecosistema;
Valorar de manera positiva los medios por los cuales cada individuo puede apoyar el sistema y beneficiarse de éste;
Ser capaces de valorar la eficacia de la cooperación frente a la competitividad, para distintos tipos de trabajo;
Cooperar con los demás para resolver los problemas, en beneficio mutuo y la búsqueda del bien común.